AMERICANA
 
Habituada para un recreo cantabil, tratando de los solteros jóvenes y solteras que se quieren casar sin usar ni sin saberlo qué es el matrimonio
 
 
Todo soltero que a los 20 años
no ha disfrutado de su personal,
es cierto que es demasiado tonto,
porque aún no sabe lo que es chalar.
 
También advierto a las muchachas,
las que se casan a los 33,
porque al llegar cerca de los cuarenta
ya siempre les sale la cuenta al revés.
 
En Mallorca había una muchacha,
jovencita y lista como lo verán,
que al decirle bailar con el novio
estuvo seis meses sin gustar pan.
 
Es cierto que le gustaba
la clase de baile para disfrutar,
y al decirle de la americana,
se volvía loca y salía a bailar.
 
Causan risa de 18,
que tan jovencitos se quieren casar,
porque al decirles de tocar la flauta,
sin mudar los dedos la saben tocar.
 
Y si les dices de hacer un piano,
ellas contestan: "haga usted el favor,
que si fuerte se toca la cosa,
hace más ruido todo, sí señor."
 
Si Paquita supiera que estaba
su novio a la rambla, lo iría a buscar,
por decirle cuando vendrá el día
de los dos juntitos poderse abrazar.
 
Y vivir los dos juntos tranquilos,
como deseamos nosotros vivir,
y gozar del placer y alegría,
como deseamos nosotros vivir.
 
FIN
 
*   *   *
 
Imprenta de M. Palau, D. Blasco de Alagón,53. Morella. Editat amb “MASURCA”
 
(Document d'Adelaida Moles)